Rosa María Palacios

Un blog de política independiente

31 enero, 2017

¿Cae, cae, PPK?

kuczynski770x420

El gobierno no ha medido el impacto de la confesión de Odebrecht en su propia gestión. Con mensajes confusos el Presidente ha perdido el momento político para ponerse a la cabeza de la lucha anticorrupción. La censura a su abandonado Ministro de Educación lo mostró como un Presidente débil.  El escándalo Odebrecht se encargó del resto. ¿Resultado? Una caída de 11 puntos en su popularidad (de 46 a 35 según GFK) en un mes. Lo que es peor, es que 44% de los encuestados creen que el Presidente Kuczynski es corrupto, por haber recibido sobornos cuando fue ministro del ex Presidente Toledo.

No creó que el gobierno entienda la gravedad de su situación y el peligro para la continuidad democrática que esta representa. Los ministros están complicados en la nada del diario y no hay respuesta política. Los errores del Presidente en los últimos 30 días suman portada tras portada. Así las cosas, distractores como una supuesta manipulación educativa para “convertir” a los niños en homosexuales, hizo que hoy un miembro de la propia bancada oficialista pidiera la vacancia presidencial. Luego se disculpo, pero vendrán otros, con  otras excusas, hasta que alguna gane gran consenso social y Keiko Fujimori pueda dar la orden que espera dar.

Si el 44% del país cree que su Presidente es corrupto y éste responde con una mensaje al país a las 4 de la tarde en verano para hablar del Aeropuerto de Chinchero, vamos al desastre. ¿Quién lo asesora? ¿El enemigo? A las 4 de la tarde de un verano caliente no te ve ni tu mamá.  El mensaje era para los cusqueños, ¿por que no usar televisión local en horario estelar? La forma, un desastre, el fondo, peor que eso. El mensaje ha sido una nueva muestra de debilidad. ¿Qué tiene que hacer el Congreso en la ejecución de una obra pública? Nada. La Constitución no da al Congreso ninguna atribución para emitir opiniones favorables o desfavorables a un proyecto. Arrimar la responsabilidad de un proyecto de infraestructura al Congreso, no sólo es un error, es inconstitucional.

El Presidente ha recibido los insumos necesarios para cambiar estos números, pero se requiere confrontar (esa palabra temida en el gobierno) para vencer a la corrupción. Es inaceptable que propuestas de la Comisión de Integridad en temas cruciales como la declaración de intereses de altos funcionarios públicos no estén en ejecución hoy mismo. Si el Presidente saliera ante el país y exhibiera su propia declaración no sólo daría ejemplo. Ese acto simbólico pero lleno del contenido sustantivo nos daría cercanía a un Presidente cuya biografía empresarial nos es lejana y no es necesariamente de percepción positiva como revelan las cifras.

Hay otros movimientos políticos que el Presidente puede hacer. Un acercamiento a Kenyi Fujimori sería positivo.  Si la candidata perdedora no quiere saber nada de un acuerdo político, tal vez el hermano si este interesado.

Kenyi Fujimori ha demostrado que quiere tener un juego político propio que logre el objetivo fundacional que su hermana abandono: sacar al padre de la cárcel. Si quisiera hacer su propia bancada la podría hacer, juntando los votos para derogar la ley antitransfuguismo y negociar de tú a tú con el Presidente, al menos un arresto domiciliario para Alberto Fujimori. Pero esto requiere de habilidades políticas que el gobierno no exhibe. Poner en off side a Keiko Fujimori es la única forma de detener una vacancia que por ahora es un proyecto con  viabilidad  en los próximos meses, peor aún con la caída en cárcel de ex Presidentes que nuestro actual Presidente frecuentó públicamente.

Paradojas de la política, resulta que el único que puede salvar la democracia de una interrupción golpista – nada justifica una vacancia salvo los votos que la sustenten y eso es golpismo – es Kenyi Fujimori. Como el Emperador Claudio en Roma, el más inesperado personaje puede lograr tener un poder que no deseaba, porque todos pensaban que era un ser intrascendente.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *