Rosa María Palacios

Un blog de política independiente

11 enero, 2017

Los 112 y Keiko Fujimori

elecciones-keiko-fujimori

El Poder Ejecutivo esta haciendo un esfuerzo por difundir el contenido de los 112 decretos legislativos promulgados y ya vigentes en uso de las facultades concedidas por el Congreso. Se ha reunido con la prensa, por grupos, y con las bancadas no fujimoristas. Mañana Fernando Zavala irá al Congreso a dar las explicaciones a la bancada que ya censuró a un  Ministro en una alarde de poder  no contestado por el Ejecutivo.

No hay que ser un genio político para darse cuenta que el gobierno – mas aún, después de la emboscada en casa de Monseñor Cipriani – se presenta en condición de gran debilidad. Exhibe una gran capacidad tecnocrática al momento de defender sus decretos pero preguntando sobre la posibilidad de ver su obra derogada en el Congreso no puede articular una respuesta política. Siguen en el mismo espíritu que ya les costó una censura gratuita. Es decir, no confrontar. Te derogan, te derogan. No hay plan B, ni C, ni D.

El Ejecutivo cree

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

que puede convencer al fujimorismo con argumentos. Esto, que puede ser razonable en el mundo real, no funciona en la política. Cuentan las ordenes del líder y los votos. No hay más. Bastará, como se hizo con Saavedra dar un barniz de justificación para que se traigan abajo todo el Plan de Gobierno de PPK. Hay casos, como el de agua potable y saneamiento, en que será muy fácil. ¿Qué es lo que dirá la oposición? “Están privatizando el agua”, vieja mentira recurrente y eficaz. El problema es que, en la práctica, las nuevas normas le quitan a los Alcaldes Provinciales el control de las empresas locales de agua y esto puede ser muy conflictivo. La empresa es fuente de empleo clientelista, dispendio y hasta de mermelada local. ¿Cómo van a desaparecer ese esquema? Estoy  muy de acuerdo con la reforma – que finalmente llevará agua a los más pobres – pero ésta es una que emprende un gobierno fuerte, no uno con escaso poder.

Lo mismo sucede con las normas de formalización. Lo siento, pero no son lo suficiente atractivas para formalizar a millones de micro empresarios. No resuelves el nudo del tema laboral desde tímidas ofertas tributarias. Ya se hizo antes y no funciona. Nadie va a pagar un sol cuando puede pagar cero.

Hay que añadir que algunos decretos legislativos tiene verdaderos cuestionamientos, como el de la creación de la autoridad de transparencia, y otros no han sido debidamente explicados como los de la salud, donde la Ministra tiene razones válidas pero, tal como lo anuncia el Congresista de Fuerza Popular Bienvenido Ramirez,  puede ser “la próxima víctima” de una censura. Mas aún siendo del grupo de las “respondonas”.

Los decretos legislativos son 112 pero pudieron ser muchos menos. No han reconocido una estrategia en esto pero, por ejemplo,  las modificaciones al Código Penal podían ir en un solo decreto no en varios como ha sucedido. ¿Partieron las normas para que al derogarse algunas sobrevivieran otras? No lo sé, pero ese podría ser un resultado posible en unos meses.

Para el Ejecutivo, ¿cuales son sus “no negociables”? ¿Hasta que porcentaje de derogatorias van a seguir bajando la cabeza? Lo pregunté pero no encontré respuesta. La cuestión de confianza, nuevamente, es la única arma constitucional que tiene el Ejecutivo para defenderse. ¿La van a a usar? Ni siquiera lo están pensando.

Es triste ver como un gobierno que empezó con tanta ilusión puede ir debilitándose como un enfermo que se niega a tomar su medicina.  El Congreso va por todos y ellos están como mansos corderos yendo al matadero. No escuchan ni las propias advertencias de los voceros de Fuerza Popular que ya se la cantaron clara. ¿Van a derogar decretos? No les quepa la menor duda. No hacerlo sería una señal de debilidad que Keiko Fujimori no puede permitirse en su anticipada carrera presidencial. Aquí, tiene que quedarnos claro, manda ella. Esa es la consigna y hay mucha gente trabajando en ese camino.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *