Rosa María Palacios

Un blog de política independiente

8 Agosto, 2016

Allegro ma non troppo

Ilustración Guillermo Figueroa

Pasó otra vez.

El Presidente se fue de boca diciendo que “un poquito de contrabando” no le molestaba en Puno. ¡Cataplum! Esto ya se esta haciendo recurrente. Ya me imagino la tensión desencadenada desde Puno hasta Lima, los sofocos del equipo de comunicaciones, la bajada de presión de los Ministros presentes. “¿Cómo se sale de esta?” – se deben haber puesto a pensar de inmediato.

El Presidente ¡amparando el delito! Porque el contrabando es ciertamente un delito grave, impune, pero grave. Le cuesta al fisco millones, (nadie puede decir una cifra con exactitud) y promueve una forma de vida clandestina, al margen de la ley. Las famosas “culebras” (decenas de camiones en convoy) que cruzan el altiplano van protegidas por ejércitos de matones armados sin más ley y orden que la que ellos imponen a su paso. El Estado no ha podido contra estas prácticas delincuenciales que mueven millones desde Brasil, Paraguay y Bolivia,  hasta hoy.

A las pocas horas el Presidente tuvo que desdecirse. El problema esta en que no puede hacerlo una vez por semana. Su presidencia tiene sólo dos semanas y ya van dos veces. A ese ritmo y con un Congreso prestó a buscarle cualquier error para atacarlo va a quedar agotado sin siquiera haber empezado.

¿Hay alguna explicación para esta conducta? Me arriesgo con una teoría que creo puede ser comprobada en los próximos años. Kuczynski es un hombre con costumbres extrañas para el peruano:  siempre dice lo que piensa. Mientras mas contento y mas en confianza esta, con mayor sinceridad se expresa. ¿Esta contento en estos días? Mucho y se nota. Cuando estaba bajo la presión de la campaña, también decía cosas inapropiadas pero el hecho de estar en tensión lo hacía morderse la lengua. Ahora, alegre, de regreso a Puno lugar donde se siente a gusto, dice con sinceridad lo que cree.

Lo que sucede con nuestro Presidente es bueno y es malo. Es bueno porque no es un mentiroso, un falso o un cínico, cualidad presente en casi todo político. Nos va a decir lo que piensa.  Eso ya es muy raro. El problema mayor es que no nos va a gustar lo que piensa o es políticamente incorrecto decirlo. Por ejemplo, para nuestras relaciones exteriores puede ser magnifico que se sepa en el mundo que tenemos un Presidente que tiene gran sinceridad, pero puede ser un desastre internacional si dice siempre lo que piensa. Hay pensamientos que es mejor tenerlos bien guardados.

Si analizamos la anterior metida de pata, la famosa “jalada” de congresistas de Fuerza Popular se trata de lo mismo. Dijo exactamente lo que pensaba (y pensamos muchos, déjense de hipocresías) es decir, que los congresistas de Fuerza Popular han sido reclutados recientemente, y  sólo para esta elección,  no teniendo vínculos reales con el partido que los lleva al poder. Por tanto, tienen agenda propia,  local o regional, y conocerla y satisfacerla desde el Ejecutivo es mucho mas fácil que llegar a un acuerdo político con una presidenta de partido que no ha querido ni verle la cara al ganador. ¿O no? Eso es hacer política. ¿Debe decirlo el Presidente? De ninguna manera. Se ve feo. Pero ese es un problema estético, no ético. En estos casos, son operadores políticos los que persuaden a los indecisos para obtener el triunfo de aprobar una ley o facultades delegadas o salvarle la vida a un Ministro con una censura encima. ¿Eso es legal? Pues se hace en todos los congresos del mundo. Se llama “contar votos” y un buen líder de bancada en cualquier congreso es un experto contándolos para saber cuando tiene mayoría y cuando no. Cuando tener iniciativa y cuando retroceder. ¿Cómo se consiguen votos en la bancada adversaria y contundentemente mayoritaria? De dos  maneras. Primero, comprometiendo los propios votos en un tema que puede ser controversial en la bancada mayoritaria, votos que sirven para alcanzar otras mayorías. Segundo, escuchando desde el Ejecutivo necesidades locales y regionales que de todos modos deben satisfacerse y darles prioridad. Por ejemplo, un congresista de Junín de Fuerza Popular no va a votar en contra de darle un plazo mayor a la liquidación de Doe Run, no importa lo que diga su partido. Primero son sus electores si quiere volver al Congreso. De eso se trata la política, finalmente, de llevar la voz de tu pueblo al Congreso.

No creo que PPK quiera “jalarse” a congresistas de Fuerza Popular a su partido para hacerlos militantes orgánicos. Ni siquiera a su bancada. No creo que en sus palabras invoque el transfuguismo montesinista, sino el deseo de contar con votos ajenos en algunos momentos esenciales, pero admito que las frases pueden usarse en cualquier sentido y por tanto no debió haber dicho lo que dijo. Los apuros de Fernando Zavala por salvar la situación lo llevaron a pedir disculpas a la Presidenta del Congreso. Con eso, salvó una difícil situación para el gobierno.

El caso de hoy, es peor. Porque el contrabando es un delito y no se puede ser ni un “poquito” tolerante con el delito. No desde el Estado. Pero es verdad también (de nuevo, hipocresías aparte) que la sociedad peruana es tolerante con el contrabando. Comprar cosas de contrabando es socialmente aceptado, porque si no hubiera una demanda no existiría una oferta. Puno vive del contrabando, como Madre de Dios de la minería ilegal. Por eso, si se escuchan las palabras de PPK – en el momento en que las dijo –  se oyen risas. El mensaje fue empático con la realidad social circundante, pero inaceptable en un Presidente.

Como en la música que tanto aprecia, el Presidente debe estar alegre, pero no tanto. Un poco de moderación es urgente porque si no, nos pasaremos discutiendo “la metida de pata de la semana” en lugar de asuntos mas graves y urgentes. Una lástima porque podríamos hacer comentado cosas, mas interesantes, que dijo en Puno, como la limpieza del Lago Titicaca. La prensa (me incluyo) siempre le va a prestar mas atención a lo insólito que a lo cotidiano.  Por ello, debe dejar la sinceridad salvaje de lado y morderse la lengua, al menos,  en público.

 

 

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Responder a Sasa sasi Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *