Rosa María Palacios

Un blog de política independiente

21 Febrero, 2016

¡Qué odiosos somos los abogados!

LIMA, 17 DE FEBRERO 2007. ENTREVISTA A MAURICIO MULDER EN EL CONGRESO FOTOS. MARTIN PAUCA

 “¿Qué cosa son quinientos abogados en el fondo de mar? ¡Un buen comienzo!” – dice una antigua broma. Y es que para complicarlo todo, para alejarnos del sentido común, y para hacer prevalecer el detalle formalista sobre la justicia, no nos gana nadie. Por eso, con todo merecimiento, los sentimientos más comunes hacia los abogados son desconfianza, temor y cólera.

Las formas son importantes para garantizar la igualdad. Si todos estamos obligados a seguir las mismas formas nadie podrá sentirse excluido o abusado. Las formas también son importantes como un medio de defensa de nuestros derechos. Un contrato puede sellarse de forma verbal – y esa será su forma – pero si queremos que todos conozcan los derechos y obligaciones a los que nos sometemos, más nos vale hacer constar ese acuerdo en un documento y registrarlo. De ese modo, nuestros derechos podrán reclamarse. Para eso sirven las formas, para estar a nuestro servicio, no al servicio de la mera forma.

En las últimas semanas el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) de la ONPE, los Jurados Electorales Especiales en todo el país – en particular, el de Lima – y el Jurado Nacional de Elecciones, han hecho todos los méritos posibles para que el país entero deteste a los órganos del sistema electoral y en particular, a los abogados que salimos a intentar explicar que pasa con sus inaccesibles resoluciones para el ciudadano común.

Nuestra población electoral, que incluye analfabetos, debería tener de muy claro, a estas alturas, quienes son los postulantes en contienda. Pues hoy, no lo sabemos. De los 19 que solicitaron su inscripción, dos han renunciado. Eso es todo lo que podemos afirmar. Y ésta mal, muy mal. ¿Va Guzmán o no va Guzmán? Nadie lo sabe. Ni el propio Julio Guzman. Cada vez que le cierran una puerta le abren no sólo una ventana, sino la casa entera. Eso, no lo entiende nadie, por más lógica que tenga en el mundo del derecho, y dentro de éste, del mundo súper especializado del derecho electoral que ejercen, por lo general, abogados con militancia, que son cuadros de organizaciones políticas.

Guzmán debe ir a la primera vuelta y el JNE cerrar un capítulo vergonzoso de su historia. Nadie ha pedido a los vocales el JNE que ejerzan funciones policiales para investigar si una asamblea se realizó o no se realizó. En ningún caso se requiere de la presencia de un fiscalizador del ente electoral en estas asambleas internas y, en todos los casos, ha bastado la declaración de la organización política. ¿Por qué 3 de 5 vocales del JNE decidieron jugar a CSI Lima? “Sospechan” que la asamblea de convalidación de formalidades de TPP no existió, entonces, ¡chau! Pero lo peor es que no es chau, es “que lo resuelva otro”. Y ese otro, que es el JEE Lima dice también, “¡chau Guzman!”, pero, ¿sabes qué?, “si me traes estas tres cositas el lunes, entonces ganas el premio”. ¡Pero ni Trampolín a la Fama! ¿Quién redacta estos disparates?

Julio Guzmán tiene una intención de voto ganada que, nos guste o no, ya lo coloca en el segundo lugar de preferencias en estos días. El 99% de los votantes no entiende de leguleyadas pero si entiende de trafas y psicosociales. O éste es un martirologio fraudulento o ésta es una trampa donde el JNE juega para los adversarios que están en cola por tentar el segundo lugar. Eso lo entienden hasta los niños. Y en un país desconfiado – con hartas razones para serlo – esas son las conclusiones a las que mi audiencia llega luego de mil sesudas explicaciones jurídicas.

Luego ésta Acuña, en donde las características personales del candidato, declaradas en su hoja de vida, están en duda, pero el JNE no hace nada y lo deja pasar. Mientras tanto, el candidato que “copia, no plagia”, regala plata, cosa expresamente prohibida y sancionada con expulsión por la ley publicada en enero, y ¡el propio JNE no la aplica porque no sabe si ésta ley está vigente o  no!

En resumen, no sabemos quiénes son candidatos y no sabemos qué ley aplica en estas elecciones. ¿Eso es serio abogados? ¿Eso es serio JNE? De una vez por todas, hagan docencia política y cumplan con su deber sin cobardía. No sigan dando más vergüenza.

 Columna publicada el Domingo 21 de Febrero del 2016 en el diario La República.

PS. Va con todo cariño con foto de Mauricio Mulder a quien apreció, a pesar de sus insultos por negarme a trabajar por los intereses de su candidato. A mas insultos, mas periodismo libre.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Responder a Carlos Rodriguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *