Rosa María Palacios

Un blog de política independiente

26 Octubre, 2015

¿Grandes empresarios? ¡Aj!

“A mi no me interesa que el gran empresariado me respalde, porque yo tengo el respaldo y el cariño del pueblo que me llevará a la victoria” ha dicho Keiko Fujimori este fin de semana en San Marín de Porres. Hoy ha añadido “este gobierno se puso del lado de los empresarios”. Quién la viera y quién la ve. Ni más, ni menos.

¿Será el efecto Harvard? ¿Será que quiere apoderarse de la agenda de Veronika Mendoza? Se entiende que sus consejeros le digan que tiene que ponerse al centro, pero, !Ay Keiko! Eso de que no le interesan los grandes empresarios es mas falso que campaña de Confiep “apoyando la democracia” a fines de mayo del 2011.

¿Se acuerdan? Aquí una refrescada a la memoria.

 

 

Este spot se lanzó dos semanas antes de la segunda vuelta electoral el 2011, dentro de un paquete de propaganda a favor de Keiko Fujimori a quien el empresariado nacional le pagó todos los millones que costó su campaña ante el “terror” de tener a “Chávez” gobernando. ¿Ya no se acuerdan? Como no bastaba la propia propaganda contratada por el partido fujimorista, Confiep y la SNI sacaron spots para ¡salvarnos!

La verdad es que Confiep hizo el rídículo, como lo hizo la Sociedad Peruana Radio y Televisión con este otro spot en el que se trataba al votante como un ignorante de todo lo maravilloso que íbamos a perder ¡Como si el 2011 hubiéramos vivido en el paraíso terrenal! Aquí va, para refrescarle la memoria, sobre todo a Keiko Fujimori. Es un poco largo, pero el mandil y los guantes naranjas fueron un hit en esos días.

 

 

¿No la apoyo el gran empresariado nacional? ¿No fuimos varios los expulsados de América TV por no hacer campaña por ella? (¡ y a mucha honra!)

No pues. La historia, como fue.  Esta morisqueta de “aj los grandes empresarios” es la mas falsa de todas. ¿Quién la va a financiar? ¿La micro empresa? Por favor.

Ahora bien, es verdad que con el voto de los empresarios y sus familias no gana ni en San Isidro, pero renegar de una alianza de facto que se construyó desde las reformas económicas de 1990 y 1991 con su padre en el poder, es otra cosa. Se nota tan falso como la propaganda empresarial contratada para asustar a los votantes el 2011.

Que afine el discurso, porque si sigue así, la chapa que le va a poner Alan García será “la candidata de la Confiep”. Y ahí si, a la licuadora y puré de Keiko.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Responder a Pavel Risco Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *